fbpx
PORQUE SON PARTE DE TU FAMILIA SE MERECEN LO MEJOR

Desde bien pequeñita mis padres me inculcaron el amor por los animales y muy especialmente por los perros. Estos peludos de cuatro patas han sido siempre una parte fundamental en mi vida.

Cinco años desde que perdí a mi último perro Fénix eran ya demasiados sin sentir el amor incondicional de estos maravillosos seres. Ya volvía a tener la suficiente fuerza para compartir de nuevo mi vida con uno de estos peluditos. La alegría de volver a tener un perro en mi vida era tan grande que no podía demorarlo más y me puse manos a la obra en busca de Peppo, antes “Sisco”, así era como le llamaban en la protectora de la que procedía.

Me llamo Laura, nací y crecí en un bonito pueblo al sur de España de amplia tradición zapatera. He crecido con el olor de las nobles pieles que mi padre utilizaba en su empresa para fabricar zapatos de gran calidad que desde pequeña y hasta mi adolescencia me calzaron a mí y a tantos miles de niños y niñas en todo el mundo.

Estudié Administración y Dirección de empresas en la Universidad y al finalizar me uní al negocio familiar, trabajando duro como bien me enseñó mi padre. Pero todo en la vida tiene un principio y un fin.

Sangre emprendedora ha corrido siempre por mis venas, por lo que cuando un día una puerta se me cerró, otra se abrió en mi mente y en mi corazón: Crear mi propia empresa de productos para perros.

Un día, paseando con Peppo, me di cuenta de que las bolsitas que vendían para la recogida de los popos eran tan malas… que pensé: ¿Por qué no fabricar una buena bolsa, resistente, ecológica y además perfumada para esos momentos que se repiten todos los días varias veces? Y así fue como nació mi proyecto de empresa: “Peppo and Pets”.

Desde que adopté a Peppo he visto el maravilloso y difícil trabajo que realizan los voluntarios de las protectoras y las pocas ayudas que disponen para sacar adelante estos proyectos.

Es por eso por lo que decidí donar una parte de las ventas a la asociación de la que procede Peppo: “Apaguas”.

Un fuerte abrazo para todos los que, como yo, amáis y respetáis a los animales.

Laura.

Cerrar menú
×
×

Carrito